-Si te has enamorado de alguien, quiérelo por lo que es, no por lo que quieres que sea. Aprende a valorarlo/la…

-No adelantarse en tomar decisiones, hay que esperar el momento oportuno. Si eres joven disfruta de tu juventud, aprende un poco de la vida, así cuando te cases, ya cuentes con más experiencia y vayas más seguro de lo que quieres.

-Muchas parejas creen que se aman porque se entienden sexualmente. Entenderse sexualmente no significa tener amor.

Noviazgo y sexo no es lo mismo, el amor verdadero no busca excusas para tener sexo lo máximo posible. El auténtico cariño no pretende su placer egoísta, sino piensa más en servir a la persona amada con el esfuerzo que sea necesario.

Así que los noviazgos que sólo buscan el placer sexual, se basan en fijarse en el físico de la otra persona; Si esto ocurriera, la pareja siempre quiere estar a solas y buscar momentos en donde se desate la pasión; no suelen haber actividades junto a la pareja que no sean besos, abrazos…  Generalmente se trata de relaciones en donde siempre hay celos y un deseo de controlar a la otra persona. Este tipo de noviazgo es posesivo, y no permite la libertad ni te dejará ser tu mismo/a.

-Fidelidad: el noviazgo tiene que existir fidelidad. Si de novios uno, otro o ambos son infieles, seguramente en el matrimonio será peor, si es que se llega a esa etapa…

- Sinceridad: la sinceridad es muy importante en el noviazgo. Si después de un tiempo te das cuenta de que no te conviene la persona que es tu novio o novia, que no te llena, que no es para ti, que no son el uno para el otro, debes ser totalmente sincero y decírselo antes que sea demasiado tarde…

-El respeto por sus ideas y opiniones: se trata de respetar todo aquello que sea bueno, aunque no coincida con tus ideas o gustos. Nadie tiene derecho a cambiar la forma de pensar del otro.

- La pareja deben tener metas comunes, ambos deben coincidir en principios fundamentales como son el respeto a la vida, el valor de la justicia, el amor, la fidelidad, el respeto a la dignidad humana y los valores morales.

- Hay que conocer a la pareja: nadie ama lo que no conoce, hay que aprender a escuchar, dialogar mucho, comprender que la otra persona es diferente a ti y que para conocerla tiene que pasar un tiempo.
Es importante también conocer a la familia de la otra persona porque cada persona está condicionada por su ambiente familiar.

Comparte la notícia o el vídeo de este artículo en tu facebook, twitter, MySpace...
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks