Cuando la relación se convierte en una amistad más seria, ocurren diversos cambios. Aumenta la confianza, y por lo tanto pueden haber más conflictos, y aunque hayan conflictos, estos pueden ser positivos, ya que se pueden solucionar los problemas y conocerse mejor ambos como consecuencia.

Sin embargo, cuando estos conflictos son más numerosos y duran más que los momentos de felicidad, y no se resuelven, entonces tal vez a llegado el momento de preguntarse: ¿Vale la pena continuar con el noviazgo?

Comparte la notícia o el vídeo de este artículo en tu facebook, twitter, MySpace...
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks