Las Causas de los problemas de pareja. Las causas de la Crisis de pareja | Noviazgos.com

Hay amores que duran toda la vida, amores que se van y vuelven, otros que empiezan y otros que acaban. Pero la mayoría de estos amores en algún momento determinado, atraviesan por una época de crisis.

A continuación vamos a poner algunas de las causas que dan lugar a una crisis de pareja:

1. Una de las principales causas de la crisis de pareja es que la rutina hace que la chispa del amor se apague, desaparece aquel amor inicial, y por algún motivo anecdótico del pasado la crisis estalla en algún conflicto de pareja que se repite constantemente. La rutina es el peor enemigo de una pareja.

2. Otro de los motivos más frecuentes y comunes es la aparición de una tercera persona que interviene en la relación de pareja, ya sea provocando una infidelidad o una crisis que lleva al fin de la relación.

3. Un conflicto de intereses por unos familiares (hijos, padres, hermanos), problemas en el trabajo, problemas económicos… Puede hacer enfrentar a la pareja.

4. Diferencias sociales y culturales. Esta es la causa que ocurre en parejas en que cada miembro es de un país diferente, y tienen diferentes culturas, lo cual provoca diferencias en el estilo de vida, la educación…

5. Incompatibilidad de carácter. La forma de ser y el carácter es una de las causas clásicas en la crisis de pareja, la falta de comprensión, gustos y entendimiento acaba en conflictos y discusiones.

6. Desenamoramiento. Normalmente viene producido por alguno de las 5 motivos que hemos comentado antes. Suele ocurrir también, porque disminuye el interés sexual, la atracción sexual, entre otras cosas.

7. Los celos en una pareja hacen que disminuya la comunicación y la falta de confianza.

8. La falta de comunicación, la falta de hablar con la pareja y comunicarse lleva a debilitar una relación.

9. El orgullo y la incapacidad para perdonar. Todas las personas tenemos errores, y es bueno pedir perdón y reconocer los fallos.

10. El exceso de responsabilidades en el trabajo y el hecho de pasar mucho tiempo en el trabajo, hacen debilitar una relación, y dan lugar a reproches por parte de la persona que se siente abandonada. Se puede producir la situación inversa, la falta de trabajo puede originar una crisis de pareja también.

 Una crisis de pareja no necesariamente siempre acaba en una ruptura, y aunque las discusiones de pareja ocurran muy frecuentemente, hay que verlo como una oportunidad para crecer y conocer más a la otra persona. No hay que ignorar los conflictos, sino solucionarlos para que no se produzcan.

Comparte la notícia o el vídeo de este artículo en tu facebook, twitter, MySpace...
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks